BLOG


Ca...  que cuesta aprender

Dejemos de ser poseros emprender siempre, pero siempre duele.

Si a los emprendedores nos dieran un centavo por cada lágrima derramada, entonces, seríamos indiscutiblemente millonarios.

¿Por qué seguimos? Para algunos es porque no les queda otra alternativa y luego estamos los que pensamos que con una idea cambiaremos el mundo.

Eso, si es que el mundo no nos cambia primero.

Emprender es para los salvajes, los que sabiendo que podrían optar por una vía más segura, escogen ir por una selva más tupida.

No suena muy inteligente, pero es que a nosotros no nos mueve la inteligencia lógica, únicamente.

También somos animales movidos por la inteligencia emocional.

Somos una mezcla de números con pasión, estudios de mercado con sueños que teníamos de chiquitos.

Qué sé yo, somos un coctel de dolor, datos duros y adrenalina.

Somos emprendedores.

Sean ustedes mismos

Reinventarse

Mi porqué

Cómo ganar dinero por internet. Mi historia.

© Ximena Jaramillo–2019